Trump y el presidente de China buscan mejorar sus relaciones

Trump y el presidente de China buscan mejorar sus relaciones
EFE
Miami (EE.UU.).-Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y China, Xi Jinping, consideraron hoy positiva la cumbre de dos días que mantuvieron en Palm Beach (Florida) y expresaron sus votos para mejorar la “confianza” y “alianza” entre ambas naciones.

La reunión, realizada en el club Mar-a-Lago, propiedad de Trump, estuvo sin embargo opacada por la orden del mandatario estadounidense de bombardear una base aérea en Siria como represalia al ataque con armas químicas que acabó con la vida de unos 80 civiles este martes.

“Llegamos a muchos entendimientos comunes, el más importante es profundizar nuestra amistad y construir una especie de confianza”, expresó Xi en chino en una declaración a la prensa en compañía del presidente Trump.

El republicano, que se mostró “cien por ciento de acuerdo” con las palabras de su colega, reiteró a los periodistas que espera tener una relación “sobresaliente” con Xi.

Ambos presidentes se “comprometieron” a detener la “nuclearización de la península coreana” e incrementar la cooperación”, informó a la prensa el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson.

“No hubo ningún tipo de arreglo sobre el tema, pero el presidente Xi compartió la opinión de Estados Unidos de que esto ha alcanzado una etapa muy seria”, agregó.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, quien acompañaba a Tillerson, señaló además que ambos presidentes establecieron un plan de acción de cien días sobre el comercio con China, con “estaciones de paso de logros” a lo largo del camino.

Trump dijo por su parte en un comunicado, que él y Xi “trataron asuntos críticos” enfocados “en los intereses nacionales de Estados Unidos”.

El presidente, que aceptó una invitación de Xi para ir este año a China, hizo además un llamado a “fortalecer las alianzas internacionales” y a asegurar que estos compromisos produzcan “resultados reales”.

“En asuntos tanto económicos como militares, entendemos que un Estados Unidos fuerte es lo mejor para el mundo”, agregó.

Por su parte, el mandatario chino, quien durante la cena del jueves fue informado por Trump del ataque estadounidense en Siria que en ese momento se estaba llevando a cabo, hizo hincapié en los retos de “defender la paz y la estabilidad globales”.

Aseguró que ambos se “esforzarán” en ello y también “en asumir la gran responsabilidad histórica de promover el desarrollo de las relaciones chino-estadounidenses y crear prosperidad para los países y su pueblo”.

Trump manifestó que hicieron “tremendos progresos” en la relación bilateral y aseveró que “muchos problemas potencialmente malos van a desaparecer”.

Sin embargo, Trump no especificó las temáticas que resolvieron, pese los latentes problemas y desequilibrios comerciales entre ambos países y una agenda internacional compleja, que incluye las pruebas balísticas que Corea del Norte, amigo de China, está efectuando.

Trump, sin embargo, había anticipado que su gran prioridad en la reunión sería hablar con Xi sobre las amenazas de Corea del Norte, que este mismo miércoles lanzó un nuevo misil balístico de medio alcance.

“Nos esforzaremos por asumir nuestra gran responsabilidad histórica de promover el desarrollo de las relaciones chino-estadounidense, crear prosperidad para los países y su pueblo, y defender la paz y la estabilidad globales”, dijo el mandatario chino.

La cumbre tuvo “un significado muy importante para las relaciones”, aseguró Xi, quien tras el almuerzo de trabajo en el club costero de Trump se dirigió al aeropuerto de West Palm Beach, la ciudad adyacente a Palm Beach, en compañía de su esposa, Peng Liyuan.

En la jornada de hoy, la primera dama estadounidense, Melania Trump, y Peng Liyuan hicieron una visita una escuela en Palm Beach.

Finalizado el encuentro de mandatarios, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, lo calificó como “fenomenal”, durante una rueda de prensa que inusualmente no fue televisada, en la que se trató especialmente el tema del bombardeo en Siria.

La reunión tuvo como telón de fondo un panorama internacional sacudido hoy por un nuevo atentado por atropellamiento, esta vez en Suecia, y por el ataque lanzado por Estados Unidos contra la base aérea en Siria.

Sobre el ataque Xi dijo, según Tillerson, que “era una respuesta necesaria”, pero que la posición oficial de su país iría por los canales regulares chinos.

De acuerdo a la Oficina del Alguacil del Condado Palm Beach, una persona de origen asiático fue detenida hoy por obstruir la vía durante el paso del convoy de la comitiva china.

En total han sido seis los detenidos durante la visita de la delegación del país asiático a este rincón del sur de Florida, que se vio rodeado de unas medidas de seguridad reforzadas.

Authors

Related posts

Top