Rock, frontera inmigración y un dominicano, los casos clave del Supremo de EE.UU. para junio

Rock, frontera inmigración y un dominicano, los casos clave del Supremo de EE.UU. para junio
EFE | Beatriz Pascual Macías
Washington.-El Tribunal Supremo de EE.UU. encara junio con gran cantidad de casos por decidir, entre los que destacan importantes denuncias sobre inmigración y la frontera con México, así como otros más curiosos, como el de una banda de rock asiática.

La máxima instancia judicial de EE.UU., compuesta por nueve jueces con cargos vitalicios, tradicionalmente deja para las últimas semanas de junio las decisiones más importantes.

Algunos veredictos tendrán solo la firma de los ocho magistrados que estaban en el alto tribunal antes de la incorporación en abril de Neil Gorsuch, un juez conservador designado por el presidente, Donald Trump, en lo que ha sido una de sus mayores victorias políticas.

Otras sentencias, sin embargo, tendrán también la rúbrica de Gorsuch, que podría inclinar la balanza a favor de posturas conservadoras en temas como la libertad religiosa o la pena de muerte.

Estos son los seis casos más importantes sobre los que decidirá este mes el Tribunal Supremo:

1. LA SEPARACIÓN ENTRE IGLESIA Y ESTADO

Los jueces deberán decidir si el estado de Misuri actuó legalmente al excluir a una iglesia luterana de un programa que le habría permitido reformar el patio de juegos de su escuela, un caso de vital importancia que revisa la separación entre Iglesia y Estado.

Misuri negó los fondos a la iglesia porque su constitución le impide dar subvenciones a escuelas afiliadas con religiones y, en respuesta, la iglesia acudió al Tribunal Supremo porque afirma que el estado ha violado las garantías que establece la Constitución de EE.UU. para proteger su derecho a la libertad religiosa.

2. LAS REGLAS ENTRE LA FRONTERA DE EEUU Y MÉXICO

El Tribunal Supremo decidirá sobre un importante caso que podría determinar las reglas que rigen en la frontera entre EE.UU. y México y que se centra en la figura del mexicano Sergio Adrián Hernández, muerto en junio de 2010 por los disparos de un agente fronterizo estadounidense.

El joven mexicano murió en la zona que separa El Paso (Texas) de Ciudad Juárez (México) y que los jueces han definido como “tierra de nadie”, pues no existe una línea que pueda delimitar exactamente dónde empieza la jurisdicción de México y donde termina la de Estados Unidos.

Los jueces deben decidir si los padres del mexicano tienen derecho a demandar en EE.UU. al agente fronterizo que disparó.

3. LA DETENCIÓN DE INMIGRANTES

El Tribunal Supremo debe decidir si es legal detener por tiempo ilimitado a los inmigrantes que van a ser deportados o si, por el contrario, tienen derecho a una audiencia que examine su reclusión y que pueda ponerles en libertad de manera provisional, como ocurre con los ciudadanos estadounidenses.

El rostro del caso es Alejando Rodríguez, un hispano que en 2007 interpuso una demanda para acabar con el régimen de detención en el que llevaba tres años y, finalmente, consiguió que se celebrara una audiencia en la que un juez canceló su deportación y le permitió seguir residiendo en Estados Unidos.

4. EL DERECHO A FACEBOOK Y TWITTER

Los jueces deben determinar si portales como Facebook y Twitter se han convertido en fuentes tan importantes de información que hasta los agresores sexuales deben tener acceso a las redes sociales, algo que actualmente prohíbe la ley del estado de Carolina del Norte.

5. ROCK Y OJOS RASGADOS

Entre los casos más curiosos sobre los que tendrán que decidir los jueces figura el de la banda de rock “The Slants” (“Los Rasgados”), compuesta por músicos asiáticos y radicada en Portland, en el estado de Oregón.

El Tribunal Supremo tendrá que determinar si el nombre de la banda, que hace referencia a los ojos rasgados de los asiáticos, es ofensivo o si está protegido por el derecho a la libertad de expresión.

6. TRANSMISIÓN DE LA CIUDADANÍA DE EE.UU. DE PADRES A HIJOS

Los jueces deben decidir sobre los criterios para transmitir la ciudadanía de padres a hijos nacidos fuera del matrimonio y en algún lugar fuera de Estados Unidos.

El caso lleva el nombre de Luis Ramón Morales-Santana, nacido en 1962 en la República Dominicana de un hombre con ciudadanía estadounidense y una mujer dominicana.

Authors

Related posts

Top