Miguel Vargas pide salida negociada en crisis de Venezuela

Miguel Vargas pide salida negociada en crisis de Venezuela
Santo Domingo.-El ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, se pronunció ayer por la necesidad de que en Venezuela se permita “un espacio amplio a las partes en conflicto para que puedan negociar una salida justa a la crisis, bajo el entendido de que no se trata de una voz solitaria clamando en el desierto, sino la expresión de nuestros pueblos”.

Una declaración de la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex) informó que durante la reunión de Consulta de Cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebra en Washington, Vargas Maldonado fue designado por unanimidad vicepresidente de la vigésimo-novena consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, actividad que se celebra con el fin de considerar problemas de carácter urgente y de interés común para los Estados americanos, y para servir de ”rgano de Consulta.

Previo al inicio de los debates, fueron presentados dos proyectos de resolución sobre la situación de Venezuela, la primera sustentada por Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá proponiendo que la OEA inste al Gobierno de Nicolás Maduro a frenar la convocatoria de la Asamblea Constituyente “en la forma en que está concebida actualmente”, así como a suspender los enjuiciamientos de civiles por tribunales militares, entre otros aspectos.

La otra, de Antigua y Barbuda, también insiste en poner fin al proceso de la Asamblea Constituyente convocado por Maduro hace unas semanas, el que prevé elegir un total de 545 corredactores de una nueva Constitución para el país.

Al hacer uso de la palabra durante la actividad, Vargas expresó que plantear una salida al margen de cualquiera de los sectores involucrados, “constituye una pérdida de tiempo y un cortejo a la continuación de un tranque político que sólo garantiza el caos, la violencia y la ingobernabilidad”, expresa la nota del Mirex.

El funcionario agregó que los factores antes citados mantienen actualmente a Venezuela sumida en una profunda crisis que repercute en el estado de bienestar de unos 30 millones de ciudadanos.

A su juicio, Venezuela está urgida hoy más que nunca de un acuerdo de reconciliación nacional que la reconduzca por un estado de convivencia pacífica, “y eso sólo puede lograrse a través de una negociación de amplio espectro que involucre a las dos partes enfrentadas”.

“La única responsabilidad que no puede obviarse, y mucho menos delegarse, involucra a todos los países del hemisferio en el compromiso de evitar la repetición de acontecimientos violentos que han marcado nuestra historia por más de cinco siglos, y para lograr eso es imprescindible que nos despojemos de sectarismos y nos dejemos llevar por la buena fe y el sentido común”, subrayó Vargas.

Authors

Related posts

Top