Matan oficial de la Policía en medio de transacción ilícita; PN ultima agresor

Matan oficial de la Policía en medio de transacción ilícita; PN ultima agresor

 

Santo Domingo.-Un segundo teniente de la Policía fue asesinado ayer de un  balazo por un supuesto delincuencuente que luego fue ultimado por una patrulla policial en La Romana, durante una fallida transacción de cigarrillos adulterados.

El informe preliminar de la Policía explica que el segundo teniente Alejandro Dishmey Medina, de 44 años, murió a causa de una herida de bala en el cuello que se le alojó en la cuarta vértebra cervical, causada por Amauris Francisco Medina (a) Chamel, de 23 años, en medio de una transacción de cigarrillos adulterados..

De acuerdo al informe, el oficial fue lanzado desde la camioneta Toyota Tacoma, roja, placa L222883, propiedad del comerciante Agapito Manzueta Reyes, residente en el sector Piedra Linda, de Villa Hermosa, La Romana.

Medina (a) Chamel, de 23 años, de quien la Policía dice que tenía cinco órdenes de arresto por homicidio, robo y asalto a mano armada, vivía en la calle Fray Juan de Utrera, en El Tamarindo, en La Romana, falleció a causa de heridas de bala en la cabeza, el pecho y el costado izquierdo, según certificó el médico legista actuante en el caso.

Indicó que murió al supuestamente enfrentar una patrulla de la Policía que lo perseguía, a la cual disparó con la pistola Taurus, calibre nueve milímetros, que momentos antes había robado al oficial ultimado.

El comerciante propietario de la camioneta, quien tiene un registro por robo, dijo que el oficial policial lo acompañaba en la compra de una cantidad no especificada de cigarrillos adulterados, pero que la transacción salió mal originándose un incidente con Chamel, el vendedor.

Dijo que Chamel le disparó al teniente Dishmey Medina y luego lo lanzó de la camioneta y escapó a pie junto a su acompañante que logró evadir a los agentes que los perseguían.

La Policía persigue al acompañante del presunto delincuente ultimado para ponerlo bajo control del Ministerio Público para los fines legales que correspondan.

Los cadáveres fueron enviados al Instituto Nacional de Patrología Forense en San Pedro de Macorís, para fines de autopsia.

 

Comments

Comentarios

Authors

Related posts

Top