La India, con 400 muertes diarias en la carretera, pide ayuda a la tecnología

La India, con 400 muertes diarias en la carretera, pide ayuda a la tecnología
EFE
Moncho Torres
Nueva Delhi.-La India reclama la ayuda de la tecnología para poner freno al alto número de muertes en accidentes de tráfico en el país, nada menos que 400 al día, lo que facilitaría hacer cumplir las normas de circulación o aumentar la seguridad.

 

Este ruego tecnológico se sustenta en décadas de estudio en Europa o Estados Unidos, en los que se demostró que la buena conducción no se basa en el “sentido común”, sino en el miedo a saber que la Policía puede atraparte por un descuido al volante.

“No es la multa, no es la sanción, es la posibilidad de ser pillado lo que hace que la gente haga lo correcto”, aseguró a Efe el profesor Dinesh Mohan, coordinador de un programa de prevención de accidentes en carretera del Instituto Indio de Tecnología de Delhi.

Según el profesor Mohan, en la India existen castigos mucho más estrictos para los conductores que los que puede haber en Europa, ya que en un accidente la turba puede lincharte si atropellas a alguien, lo que no impide que el respeto a la ley sea casi nulo.

Por ello, para que el conductor se sienta parte de un “Gran Hermano” que lo vigila, el investigador reclamó la necesidad de que se instalen cámaras de vídeo para filmar a los infractores, radares para el control de la velocidad o controles de alcoholemia.

Esta vigilancia debería complementarse, explicó, con un mejor diseño de las carreteras, con reductores de velocidad o pasos a nivel peatonales cada 200 metros, y la obligación de que todo tipo de vehículo supere rigurosos controles de seguridad.

“Espero que la tecnología acuda a nuestro rescate”, resumió el profesor desde su despacho en la capital india, ciudad que hace unos días amaneció conmocionada al difundirse las impactantes imágenes de un atropello por parte de un conductor ebrio.

Sucedió a las seis de la mañana, cuando ya había amanecido y un par de ancianos regresaban a sus casas tras un paseo matutino.

“Cuando vi el coche venir tan rápido me moví a un lado, pero le golpeó. Ni siquiera me di cuenta. Anand ya no estaba. Le llamé: ‘Anand, ¿dónde estás?’ Hasta que llegó la gente y dijo que yacía más atrás en el suelo. Cuando lo vi estaba sangrando por la cabeza. Murió al instante”, narró a Efe su acompañante Vinod Kumar Mehta.

La imágenes tomadas por una cámara de seguridad muestran cómo Anand es despedido a varios metros de distancia por el impacto del coche, conducido a toda velocidad por un universitario que en ese trayecto mató a otro peatón y dejó gravemente herido a un tercero.

En casos como ese parte de la culpa se suele trasladar a la Policía, a la que se recrimina no cumplir con sus responsabilidades de control en las carreteras, aunque desde el sector dicen que con el modelo actual es materialmente imposible monitorear los 200 millones de vehículos que posee el parque indio.

“Los policías de tráfico son pocos en comparación al número de vehículos, que está creciendo. Por lo que a la hora de hacer cumplir la ley se encuentran exhaustos”, sentenció a Efe Rohit Baluja, responsable de la Academia Nacional de Policía de Hyderabad, en el este de la India.

Según Baluja, director también del Instituto de Educación Vial que colabora con el Gobierno indio en la redacción de normas de tráfico, la clave está en que, como sucedió en Europa, “la tecnología vaya en paralelo” al aumento del número de automóviles.

“Las nuevas leyes ponen más el foco en la tecnología y en la sistematización de los mecanismos”, remarcó el investigador.

Además, añadió, las responsabilidades en un accidente deben dejar de centrarse únicamente en el conductor y hacerlo también en los que diseñan de manera errónea las carreteras o los vehículos, al tiempo que debería tener consecuencias electorales para los políticos.

“En un país con 1.200 millones de habitantes, 146.000 muertes al año no hacen ninguna diferencia, y esa actitud no debería existir”, sentenció Baluja días después de que el ministro indio de Transporte y Carreteras, Nitin Gadkari, presentara los datos de accidentes en 2015, que revelaron un aumento de un 4,6% en el número de decesos.

Para Saji Cherian, director de operaciones de Save Life Foundation, una de las ONGs indias más activas a la hora de buscar el modo de reducir los accidentes de carretera, la pregunta a responder es: ¿por qué los indios conducen como lo hacen?        Según Cherian el problema está en que el sistema de obtención del carné de conducir en la India se halla completamente obsoleto, sin que exista la obligación de pasar un proceso de formación o exámenes rigurosos, y con funcionarios con sobrecarga de trabajo que aprueban de manera sistemática miles de licencias al mes.

El activista remarcó que, al igual que se produjo un cambio en el proceso de obtención de pasaportes en el gigante asiático, se debería informatizar la obtención del carné de conducir, evitando así además que se produzcan falsificaciones, que ascienden según el Gobierno indio al 30 % del total.

“Creo que son bastantes más”, concluyó Cherian.

Authors

Related posts

Top