América Latina, “zona de paz” en un mundo frágil y en emergencia

América Latina, "zona de paz" en un mundo frágil y en emergencia
EFE
Bogotá.-Comparada con otras regiones, América Latina y el Caribe, aún con sus “dificultades y brechas”, es “una zona de paz” en un mundo tan frágil y vulnerable como el actual, equiparable al del final de la II Guerra Mundial.

 

Así lo dijo a Efe Esteban Caballero, director de la oficina regional del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), organismo que hoy publicó su informe anual, un compendio de las crisis que proliferan en el mundo, desde los conflictos armados hasta los desastres naturales, y de las soluciones para mitigar el sufrimiento de los millones de personas que las padecen.

El informe pone énfasis en el “precio desproporcionado” y paradójicamente poco visible que las mujeres y niñas pagan en las crisis y hace hincapié en la necesidad de garantizar sus derechos sexuales y reproductivos en esas situaciones.

“Una crisis puede agravar la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas al VIH (virus del sida), los embarazos no deseados, las muertes maternas, la violencia por razón de género, el matrimonio infantil, las violaciones y la trata de personas”, dice UNFPA.

También puede borrar de “un plumazo” los progresos logrados en un país o región con gran esfuerzo, agrega.

Una de las principales amenazas para América Latina y el Caribe en un mundo “frágil y en emergencia” es el cambio climático, además de los sismos, aunque la región está “bastante mejor” que Oriente Medio y África en cuanto a capacidad de gestionar situaciones de riesgo, incluso sin ayuda internacional, señaló Caballero.

El informe destaca que el número de personas que necesitan ayuda humanitaria es el más grande desde la última Guerra Mundial (1945-1949): 100 millones, de las cuales una cuarta parte son mujeres de 15 a 49 años.

Además, cada año 200 millones de personas se ven afectadas por desastres naturales o emergencias. El número de desastres naturales, en especial de inundaciones y tormentas, es el doble que el de hace 25 años.

Los desplazados internos a causa de conflictos y violencia suman 59,5 millones en el mundo y el promedio de tiempo que pasan fuera de sus lugares es de 20 años.

Un país latinoamericano, Colombia, con 6,04 millones de desplazados internos, tiene el triste honor de ser el segundo en número de personas que se ven forzadas a abandonar sus lugares de origen o residencia, solo superado por Siria (más de 7,6 millones).

El Salvador, con 288.900 desplazados, México (281.400), Guatemala (248.500), Perú (150.000) y Honduras (24.900) son los otros países de América Latina incluidos en el mapa del desplazamiento.

El informe incluye también mapas de la fragilidad y la vulnerabilidad de los países.

Haití es el único país de América que está en el grupo de los nueve “más frágiles” del mundo, aquellos que lo son en las cinco dimensiones que tiene en cuenta el informe (violencia, justicia, instituciones, resiliencia y fundamentos económicos).

Venezuela y Honduras están incluidos en un grupo de 26 países frágiles en tres dimensiones. El primero en lo que se refiere a violencia, justicia e instituciones, como le sucede a Libia, y el segundo en violencia, resiliencia y fundamentos económicos.

Entre los frágiles en dos dimensiones, que son 22 países, están Panamá, Colombia, Guatemala y Paraguay.

Además, en la lista de los 10 países del mundo con más probabilidades de ser afectados por riesgos climatológicos, Honduras está en el primer puesto, Haití en el tercero y Nicaragua en el cuarto. Otros dos países latinoamericanos, República Dominicana y Guatemala, están en esa misma lista.

La amenaza de El Niño, un fenómeno que se da cíclicamente en el Pacífico y produce alteraciones en el régimen de lluvias no solo de los países ribereños de ese océano, no está incluida en el informe, dado que surgió a mediados de año.

Pero Caballero indicó que la amenaza del cambio climático y de los fenómenos relacionados con el clima es muy grave para las islas del Caribe, para el llamado Triángulo Norte de Centroamérica y también para las metrópolis del Pacifico, especialmente el área Lima-Callao, donde se concentra el 50 de PIB de Perú.

En el Caribe la combinación de un contexto geográfico proclive a huracanes y la falta de preparación y recursos para hacer frente a emergencias es particularmente dañina.

El informe de UNFPA destaca que “el conflicto, la violencia, la inestabilidad, la pobreza extrema y la vulnerabilidad a los desastres son condiciones profundamente relacionadas entre sí que en la actualidad impiden a más de 1.000 millones de personas disfrutar de los enormes logros sociales y económicos alcanzados desde el fin de la segunda guerra mundial”.

Uno de los datos que más impresionan del informe de UNFPA es el de las muertes maternas que tienen lugar en los 35 países que actualmente se encuentran afectados por una crisis humanitaria o por condiciones de fragilidad.

La cifra estimada para 2015 es de 185.000 muertes, lo que significa el 61 % del número estimado de muertes maternas a nivel global (303.000).

Authors

Related posts

Top